martes, 10 de marzo de 2009

Bosque Cebrián arraiga con éxito

El pasado 28 de febrero de 2009 informamos en La Rosa de los Vientos acerca del estado en el que se encuentra actualmente el Bosque Cebrián en Riba de Saelices. Y lo hicimos a partir de un informe realizado por Valeriano García, miembro de WWF Adena.

A continuación os dejo el texto original que se incluyó en la sección Azul y Verde para que comprobéis, si no lo hicisteis ya, el buen estado de salud y las buenas perspectivas de futuro que se ciernen sobre la plantación que realizamos hace uno año en Riba de Saelices...

Dedicamos este espacio Azul y Verde de hoy al gran Bosque Cebrián. Y lo hacemos hablando de los progresos que se han logrado en el último año desde la plantación a la que asistimos decenas de oyentes y miembros del programa en Riba de Saelices.

Junto a nosotros, bien de cerca, siguieron y guiaron nuestra labor Miguel Ángel Valladares y Valeriano García. Ahora lo que tenemos entre manos es un informe sobre la situación actual del bosque.

Las noticias sin lugar a dudas son positivas. Y es que según nos informa el Fondo Mundial para la Naturaleza, Adena, el estado actual del bosque es bastante aceptable, con una supervivencia aproximada al 70% dependiendo de la especie.

Sobre todo están prosperando las sabinas, que es la especie principal que arrasó el incendio de aquel aciago mes de julio de 2005.

Según nos informan desde la organización ecologista, tanto los quejigos como las encinas también están prosperando satisfactoriamente. Constatándose además un hecho curioso. Y es que a pesar de morir la planta madre, gracias a una capacidad de rebrote de raíz excepcional de las especies del género Quercus, parece que las plantas han conseguido brotar de nuevo.

En el caso del quejigo que Silvia y Alejandro plantaron y pese a los cuidados y atención especial que recibió por parte de Adena, el talló murió durante el verano.

Sin embargo, el tesón y la esperanza que siempre mantuvieron los ecologistas encargados de su seguimiento tuvieron su fruto y finalmente en otoño, al lado de ese tallo muerto, rebrotaba de nuevo un quejigo vigoroso desde la raíz de su madre, con prácticamente el 100% de posibilidades de sobrevivir y poder llegar a convertirse en un árbol adulto.

Valeriano ha sido uno de los que más confianza tenían depositada en el quejigo. De hecho por eso nos cuenta que la eligió como homenaje a Juan Antonio, porque sabía que si la planta madre moría, podría surgir de ella un nuevo retoño para que el espíritu de Juan Antonio, para que el espíritu del Bosque siga vivo reencarnado en un nuevo árbol que ayude a alcanzar el estado original de la zona quemada por la negligencia del hombre, como ocurre en el 96% de los casos de incendios de bosques.

Así pues, buenas noticias para el Bosque Cebrián que seguirá bajo la atenta mirada de los ecologistas que por el momento recomiendan no seguir plantando. Mejor esperar a que las plantas existentes se consoliden, dicen, y empiecen a crecer. Y si en un futuro, la evaluación sobre el terreno permite volver a intervenir, a buen seguro que os haremos llegar la llamada del bosque y volveremos a plantar.

Pero, como os digo, lo importante es que comience a evolucionar de la forma más natural posible.

En esta labor, las abejas también echarán una mano. Y es que si os acercáis por la zona veréis varias colmenas allí mismo ubicadas. El objetivo es que contribuyan a polinizar la zona. Por eso, y como dice Valeriano en este informe, a ellas también le debemos nuestro respeto y gratitud no molestándolas para que ayudan a que la zona se recupere lo más pronto posible.

2 comentarios:

Hispanus dijo...

Espero poder ir algún día no muy lejano al Bosque Cebrián.

Aunque eso sí, más divertido sería para mí, visitar el programa de radio "La rosa de los vientos".

Un saludo Martín.
David desde Sevilla.

LA SALAMANDRA dijo...

Le he prometido a mi mujer visitar algún día el Bosque de Cebrián. Felicidades por la nueva imagen de tu blog y página web.
Muchos recuerdos para Silvia y a su hijo Alejandro (futuro Juan Antonio).
Atentamente:
Benito amigo de Morcillo y Don Tomatone.